Odisea Literaria hará “huateque” para el Día de Muertos en Zapotlanejo

Por: Redacción|Cuarto Poder

El 2 de noviembre se realizará el festival “Más allá de la Muerte: El Huateque”, organizado por el colectivo independiente Odisea Literaria, que este año homenajeará al escritor jalisciense Juan José Arreola, a cien años de su natalicio.

Como cada año, “Más allá de la Muerte: El Huateque” comenzará con una marcha fúnebre que partirá el viernes 2 de noviembre a las 7:00pm desde la esquina de Juárez y Zaragoza, en el centro de Zapotlanejo, rumbo a la  sede del evento: la primaria Aurelio Aceves, escuela que antaño fue el primer cementerio y forma parte de la ruta tradicional para ir al actual panteón municipal.

Para ello, Odisea Literaria invita a niños y adultos a caracterizarse de catrines o catrinas

El festival “Más allá de la Muerte: El Huateque” buscará recordar antiguas formas de celebrar el Día de Muertos en el municipio mediante la realización de una verbena popular con juegos tradicionales y un espectáculo con danza a cargo de Xapoxil Ballet Folclórico y del Grupo de baile Hawaiiano “Okiwi.

Se presentará además una obra de teatro escrita por un autor zapotlanejense y montada por actores oriundos de este y otros municipios.

En “El Huateque” se hará un recorrido por la obra de Juan José Arreola, el homenajeado de este año.

La música correrá a cargo del Club de Música del Colegio Patria  y de la agrupación Mexitano Soundsystem.

Este año, el festival será a beneficio del comedor comunitario Bocas Felices A.C., del comité de padres de familia de esa escuela, así como del proyecto “Casa Calcuta”, y de Cruz Roja Mexicana, Delegación Zapotlanejo.

“El Huateque”

El huateque o guateque es “un baile bullicioso y también una fiesta en una casa en la que se come y se “mueve el esqueleto” (éste es su uso actual). La palabra procede de la Cuba española, donde se usaba en el siglo XIX en el sentido de jolgorio y de baile alegre”, indica la revista Muy Interesante.

Por eso, este año Odisea Literaria quiere celebrar y mover el esqueleto como una manera de promover el arte y la cultura del Día de Muertos en Zapotlanejo.