¿De Guerra fría, a caliente?|OPINIÓN

Cielo de Damasco tras los ataques de EUA a Siria. Imagen de CNN.

Por: Salvador Echeagaray

Ya le habían advertido a Donald Trump que, de volver a atacar a Siria, le responderían. No quiso escuchar el presidente de nuestro vecino país del Norte, como quien dice: le valió. Y este fin de semana los Estados Unidos de América, junto con Francia e Inglaterra enviaron misiles al citado país medio oriental. Rusia ya contestó que habrá respuesta de su parte, pues Siria, junto con Irak, es un país aliado.

El pretexto del bombardeo con misiles a un laboratorio de investigación armamentista fue que presuntamente, el gobierno sirio, encabezado por Bashar al-Ásad atacó con armas químicas a parte su la población civil, en la ciudad de Dumas. En esta acción, murieron 40 personas y 500 resultaron heridas. Pero, cabe la pregunta, ¿fue el gobierno de al-Ásad,o los terroristas o una acción concertada para buscar un pretexto? No lo sabemos aún.

El ataque del fin de semana, tensa, aún más, las relaciones entre los antagonistas ya clásicos, los Estados Unidos y Rusia. Y ¿por qué clásicos? Pues bien, como usted sabe, querido lector, desde que terminó la Segunda Guerra Mundial a las tensas relaciones entre ambos países se les denominó Guerra Fría, pues, se suponían enemigos. El resto de los mortales solo estábamos esperando a que se apretara el botón. A ese artefacto hasta nos lo imaginábamos de color rojo y resguardado por una cubierta de cristal endurecido, ¿quién lo presionará primero? Era la pregunta de los 64 mil. Y si bien estas tensiones que se están viviendo no son precisamente el “push the red bottom”, si son aproximaciones de lo que puede venir.

Y es que no solo la geopolítica influye en las decisiones que se tomen. No es solo la disputa por el petróleo y el gas natural y su acceso del canal de Suez al mar Mediterráneo -que comprende toda esa zona árabe- donde se han dado las añejas tensiones, también influye en esta guerra el ego de dos personajes que parecen sacados de películas de Hollywood: Trump y Putin.

Si éste último le dijo Trump -no ataques- y el otro, a las palabras putiniéscas le va valieron un soberano cacahuate, lo deja en ridículo ante la opinión mundial. Tiene pues, qué responder a la provocación. No hacerlo sería perder la primera batalla. Hasta el momento que esta columna se escribe no se ha respondido el ataque y esperemos que no se dé.

¿Qué si con estas acciones se va a iniciar la III Guerra Mundial? No lo sabemos a ciencia cierta. Sin duda nos estamos acercando a ella. Algunos analistas dicen que sí, y ya lo dan por hecho. Otros lo niegan, pues ya han pasado casi 70 años de Guerra Fría, y la consideran ya congelada. Nosotros pensamos que esto puede, y va a ser causa, de que la guerra fría se entibie y en un plazo no muy lejano se caliente y el mundo arda.