De mesón, a núcleo comercial

 

Avance de la construcción del núcleo comercial en lo que fue la Mueblera el Parque. Foto: Cuarto Poder

Por: Lucía Castillo

Por la calle Hidalgo, al cruce con Juan Terríquez se construye un núcleo comercial en el que habría varios niveles de estacionamiento, un negocio “ancla”, y quizá una cuantas salas de cine. El proyecto fue presentado en febrero ante la Comisión de Planeación Socioeconómica y Urbana, informó el regidor, Carlos Cervantes Álvarez.

El complejo se construye en lo que se le conocía como la Mueblera del Parque. Desde hace varios meses, en ese lugar escavan un agujero que produjo daños a las viviendas cercanas. La obra se detuvo y la constructora modificó el proyecto para evitar más problemas. Luego fue reanudada y la manzana está acordonada con cintas amarillas que advierten: “Precaución”.

“A pesar de que es un edificio alto sí cumple con las especificaciones que marca el Código de Desarrollo Urbano. Y se aprobó pidiendo la participación de los promotores en el mejoramiento del entorno de esa zona”, explicó Carlos Cervantes.

En la época de la Colonia, la esquina de la Mueblera alguna vez fue un mesón con vista a la calle Hidalgo, que en ese entonces era la Calle Real, principal vía de tránsito para las diligencias comerciales de Zapotlanejo y otros municipios, narró don Juvencio de Arcos basado en pláticas que escuchó cuando era niño.

Toda la calle Hidalgo era zona de mesones. Un mesón era un lugar para resguardar y alojar a los viajeros que pasaban por distintas poblaciones. En su interior tenían lugar para albergar caballos, guardar la mercancía de las diligencias y hospedar a las personas, según la investigación “Mesones y caminos novohispanos”, publicada por María Teresa Sánchez Valdés en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Don Juvencio de Arcos tiene memoria de que esa vialidad se llamó después calle Álvaro Obregón, y que en la esquina, antes de ser Mueblera, fue un taller mecánico de la empresa de camiones “Oriente”, en tiempos en los que el boleto de ida y vuelta a Guadalajara costaba menos de dos pesos.

En 1948 el predio fue comprado por una persona adinerada originaria de Guanajuato y se convirtió en la Mueblera del Parque -una de las tantas mueblerías que tenía en el país-  y en locales comerciales rentados a distintos tipos de negocios.

Juvencio de Arcos vendió churro por más de 60 años en esa zona. Desde 1954, presume.

El churrero rememora que durante un periodo del PRI en Zapotlanejo, el gobierno municipal quiso mejorar la imagen de la calle y por eso desterró a los vendedores ambulantes del centro, así que tuvo que moverse por la Juan Terríquez, afuera de lo que fue el Colegio San Felipe, en lo que después se volvió la preparatoria Fray Pedro de Gante.

Luego hubo cambio de gobierno y se instaló afuera de la Mueblera del Parque, donde vendió su churro hasta febrero de este año: “Oí que van a hacer un buen edificio ahí que no sé si lo logren hacer”, contó Juvencio de Arcos.

Y como no existe un reglamento de Imagen Urbana en Zapotlanejo, se desconoce cómo quedará el centro comercial, aunque el responsable y dueño de la obra adquirió el compromiso de reparar las afectaciones en las fincas vecinas, informó el edil, Carlos Cervantes.

“Desgraciadamente no hay ningún reglamento que determine un estilo o una estética específica”, dijo Cervantes Álvarez.