Moda incluyente| OPINIÓN

Por: Zaira Muñoz

El 19 de julio estuve en Intermoda y fui invitada a presenciar las pasarelas de los diferentes diseñadores que se presentan en esta importante plataforma dentro de la moda en Guadalajara.

Revisando el programa leí que se presentaría Isabella Springmuhl, una diseñadora guatemalteca de 20 años con Síndrome de Down, me llamó bastante la atención, había visto un poco sobre ella pero no imaginaba su trabajo en pasarela, leyendo sobre ella supe que solamente confeccionaba prendas para personas especiales, es por ello que me preguntaba cómo se iban a ver sus prendas en el estereotipo de la modelo que normalmente desfila en Intermoda.

La pasarela incluyente de Intermoda 2017 Foto: Karim Soto

Llegue puntual a la pasarela y cuál fue mi sorpresa: una pasarela llena de magia, de amor y de inclusión, en efecto los diseños que Isabella fabrica son para personas con capacidades diferentes, y por ello en la pasarela desfilaban modelos en silla de ruedas, de pequeñas estaturas, con capacidades auditivas y visuales, intelectuales, personas con prótesis, muletas.

Era fascinante ver toda esa mezcla desfilando, era increíble el apoyo y el amor con el que se apoyaban y ayudaban unos a otros.

Los diseños de Isabella entre faldas, vestidos, chamarras y ensambles, más de 40 prendas que representaban el colorido de la cultura centroamericana cautivaron por completo.

Isabella explicó en su entrevista lo difícil que había sido para ella vestirse cómodamente durante muchos años por la forma de su cuerpo, así como la mayor desilusión que sufrió al ser discriminada por la universidad de Guatemala, al no dejarla cursar la carrera de diseño de modas por tener síndrome de Down.

“Somos gordos, chiquitos, delgados, altos, bajos, anchos, todos diferentes, por eso hay que hacer ropa para todo tipo de gente y hacerla a su medida para que se sientan cómodos”.

Isabella cerró su pasarela volviéndonos a deslumbrar ahora con su angelical voz, interpretando al lado de un joven una melodía que nos recordó lo maravilloso que es ser tú mismo, mientras que todos los presentes de pie, no podíamos dejar de aplaudir emocionados.

Isabella al igual que la modelo australiana, Madeline Stuart o la gimnasta mexicana, Bárbara Wetzel (Bibí), nos demostraron una vez más que los limites son mentales y están en cada uno de nosotros, que ellos tienen muchas más capacidades de las que nos imaginamos y tenemos que aprender, educarnos y educar a la sociedad para lograr una inclusión real.

Hoy en día estamos en un periodo de transición donde tenemos que aprender a adoptar a todas estas personas dentro de todos los ámbitos que se pueda, creo que ya es tiempo que comiencen a utilizar el lugar que les corresponde en la sociedad.

El país necesita más marcas que apuesten por ropa para personas especiales, mas cómoda, con mayores ajustes y tallas adecuadas, ‘se imaginan una tienda para personas en silla de ruedas, con el tipo de pantalón adecuado y cómodo para estar sentado todo el tiempo, o para personas de estaturas pequeñas, ropa más corta y ancha según sus cuerpos?

La industria de la moda es un pastel del cual aún quedan muchas rebanadas pero necesitamos aprender a cortarla innovando, incluyendo, pero sobre todo sensibilizando, incluyámoslos en nuestro mundo e incluyámonos en el suyo que al final amor y comprensión es lo que le hace falta a este mundo.

Una felicitación para Anette Castro, quien con su iniciativa de Moda Incluyente y sin ningún fin de lucro le ha dado la oportunidad a todos estos chicos de desarrollarse e incluirse en la sociedad actual.

¡Enhorabuena!

INSTAGRAM: byzairamunoz

Zaira Muñoz es bloggera, asesora de imagen, mexicana, modelo desde 2011.
Puedes conocer más de su trabajo aquí: https://www.facebook.com/justmezaira/