Secretaría de Salud baja suministro para picaduras de alacrán

Foto: Secretaría de Salud

Por: Brandon Olivares

El alacrán es un arácnido y existen más de mil especies conocidas en todo el mundo. De acuerdo con el biólogo brasileño Lourival Possani Postay, en México existen siete de las especies de alacranes más peligros para el ser humano; en el Estado de Jalisco se encuentran tres de ellas.

El faboterápico es el único recurso terapéutico y anti veneno contra la picadura de estos animales; el pronóstico de vida es del 100 por ciento si se es atendido antes de las dos horas de haber sido atacado.

“El faboterápico es una vacuna que se aplica a los pacientes que son agredidos por los alacranes. La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) es la dependencia encargada de distribuirlo y la escasez –en Zapotlanejo- fue causada por la reducción de recursos económicos”, explicó Raúl Archundia Campos, doctor de Cruz Roja Zapotlanejo.

De acuerdo con Archundia Campos, cada faboterápico tiene un costo de alrededor de 850 pesos y es la Secretaría de Salud Jalisco, mediante el Seguro Popular, la encargada de proveer el anti veneno a cada una de las dependencias.

“La Secretaría de Salud Jalisco, a Cruz Roja, regularmente nos otorga un stock de 20 unidades y lo que hacemos es llevar un control para que se nos vuelva a abastecer. Cuando no hemos tenido –faboterápico- nos encargamos de remitirlos al Centro Regional de Información y Atención Toxicológica (CRIAT) en Guadalajara para su rápida atención”, señaló Raúl Archundía Campos.

En palabras del médico, Cruz Roja llevaba aproximadamente cuatro meses sin atender pacientes atacados por alacranes debido a que no se tenían insumos.

“(Secretaría de Salud Jalisco) no tenía los insumos suficientes, ahora que los hay son repartidos a cada uno de los centros de salud y posteriormente a nosotros que somos de apoyo. Por órdenes de la Secretaría de Salud, las personas atacadas deben presentar su póliza del Seguro Popular, puesto que son ellos –Seguro Popular- los que se encargan de cubrir esos gastos y nosotros debemos dar un informe semanal”, explicó.

Las diversas reacciones y efectos a la picadura de alacrán obedecen a la especie del mismo y al sistema inmune de las personas, esto debido a las toxinas que el animal segrega y los anticuerpos que se generan para contrarrestar dichas toxinas.

“Regularmente en tiempos de calor –entre abril y octubre- nosotros atendemos 40 casos por mes en promedio. Cuando son atacados, lo que se les pide es que pongan hielo en la zona afectada para contrarrestar las toxinas y no avancen”, mencionó Archundia Campos.