Queda a deber RCO en servicios de ambulancia

Por: Redacción

Todos los días se registra un accidente vehicular en algunas de las vías de la Red de Carreteras de Occidente (RCO), tal como lo publica la propia empresa en su Twitter (@redviacorta).

RCO informa en esa red social los incidentes que se presentan en las autopistas de:

  • Zapotlanejo-Guadalajara.
  • Maravatío-Zapotlanejo.
  • Zapotlanejo-Lagos de Moreno.
  • León-Aguascalientes.

A inicios de marzo, chocaron dos trailers a la altura de Tepatitlán de Morelos. Sysmedic, la compañía subcontratada por RCO para dar el servicio de emergencias a los usuarios de la autopista, acudió al accidente, que dejó dos personas heridas.

A ese incidente llegaron a los 35 minutos de ocurrido. Mientra tanto, un chofer de transporte privado quedó varado junto con otros automovilistas en el lugar del accidente.

El conductor, quien prefirió no revelar su nombre, también es paramédico y narró que se bajó a auxiliar a los heridos porque los elementos de Sysmedic parecían lentos en la atención a las víctimas.

“Les falta capacitación, mucha capacitación, no sabían cómo iban a empaquetar a los pacientes –colocarlos en la camilla con protecciones-, tuve que decirles cómo”, dijo el chofer sobre los empleados de la ambulancia de Sysmedic.

Ese día, una ambulancia de Cruz Verde pasó por el lugar y les prestó equipo porque no contaban con las herramientas suficientes para atender a las víctimas.

El chofer de transporte privado también canalizó a los pacientes para su posterior traslado, con ayuda de dos estudiantes de enfermería que también estaban en el lugar por casualidad.

“No sabían ni cómo iban a levantar el paciente ni cómo darles el servicio”, dijo el chofer sobre la ambulancia de la compañía.

Sysmedic es una empresa privada que brinda servicio médico a casi cien firmas, hospitales, aseguradoras, paraestatales e incluso, al ISSSTE y al IMSS.

Cuarto Poder buscó una entrevista con dicha compañía para conocer su versión sobre estos hechos pero Sysmedic no respondió.

Una caseta de RCO en Jalisco. Foto: redviacorta.mx

La empresa ha sido señalada por usuarios de la autopista y distintas instancias por no brindar un correcto servicio de emergencias a las víctimas de accidentes de las vialidades de RCO.

El costo de la caseta Zapotlanejo-Guadalajara o viceversa, rebasa los 50 pesos. En el caso de la autopista que conecta de Zapotlanejo a Lagos de Moreno, por ejemplo, en casetas se van hasta 300 pesos.

En su página web RCO describe el tipo de servicio al que tienen derecho sus usuarios tras pagar el peaje:

“Todos los usuarios de las autopistas Red Vía Corta cuentan con un seguro de daños a terceros por responsabilidad civil, gastos médicos y gastos funerarios (…). Es importante que tomes en cuenta que hay condiciones específicas en las que el seguro no te protege”, especifica RCO. Las condiciones en que NO aplica el seguro son:

  • Cuando el conductor es el responsable RCO no cubre  gastos médicos y funerarios el automovilista va en estado de ebriedad o usó drogas.
  • No cubre gastos médicos y funerarios al conductor del vehículo responsable para camiones de carga y vehículos mayores a 1.5 toneladas por siniestros derivados de exceso de velocidad.
  • Gastos de grúa o de arrastre a un vehículo.

Si no eres responsable, aún así no cubrirá:

  • Daños materiales que sufra el vehículo cuando su peso exceda de 1.5 toneladas y el conductor esté en estado de ebriedad o bajo influencia de drogas.
  •  Daños a tu vehículo ocasionados por vandalismo.
  •  Carreras o pruebas de seguridad, resistencia o velocidad.

    Foto: redviacorta.mx

Mediante un sondeo realizado en el Facebook de Cuarto Poder, habitantes de Zapotlanejo opinaron sobre el servicio que brinda RCO en sus carreteras.

“Le falta señalización a distancia”, opinó José García. “No son muy visibles y de verían de poner más notables, yo considero que el servicio es malo”, comentó Carlos Ramírez.

Otros usuarios opinaron a favor, como en el caso de Abel Salcedo, quien dijo que el servicio es bueno: “-Las señales- están conforme a la normativa SCT. Más bien hay mucho conductor imprudente y altas velocidades”.