Vive Cuetzalan, pueblo mágico

Redacción

cuetzalan2

22 de octubre de 2016. Este pueblo rodeado de bosques, cascadas y grutas se distingue por su arquitectura serrana y sus calles empedradas envueltas en mística neblina. Su sincretismo religioso y cultural se hace presente en la ornamentación de los templos, los trajes regionales y las danzas prehispánicas que se niegan a desaparecer. Sus alrededores son perfectos para las actividades de aventura.

Descubre Cuetzalan realizando las siguientes actividades que no te debes perder:

Gruta de Chichicazapan (a 25 minutos de Cuetzalan). Para llegar hay que descender a  más de 40 metros bajo tierra, ya sea a pie  o a rappel. Luego se camina sobre un río subterráneo para descubrir entre la oscuridad  las increíbles formaciones rocosas.

Cascada El Salto o Las Golondrinas (a cinco kilómetros de Cuetzalan, por el camino a San Andrés Tzicuilan). Se trata de una serie de Caídas de agua donde se practica rappel y tirolesa, y donde se puede nadar con precaución en su poza de cuatro metros de profundidad.

En el Mercado de Artesanías Matachiuj encuentras blusas, huipiles, sarapes, cinturones, rebozos tejidos en telar de cintura o bordados de pepenado de hilván; cestas de fibra de jonote; y vinos de frutas, licor de café o el yolixpa, una bebida tradicional de hierbas.

Deleita tu paladar con estos platillos de muestran la cultura y tradición de Cuetzala:

Para el desayuno: te recomendamos los tlacoyos de frijol o alberjón que preparan en La Terraza. No dejes de degustar el café y el pan de rodeo.

Para la comida: dirígete a Las Ranas, donde encontrarás un amplio menú de platillos tradicionales, como mole con pollo, sopa de hongos y pipián ranchero preparado con chayote, ajonjolí molido y chiltepín. Ahí también venden Café Tanesik, elaborado por un grupo de mujeres indígenas.

Para la cena: prueba la cecina ahumada con enchiladas de Peña Los Jarritos.

cuetzalan1