Riviera Nayarit, un paraíso reconocido como la ventana hacia el pacífico

Redacción

riviera-nayarit

12 de noviembre de 2016. En medio de una humedad tropical y una infraestructura turística a lo largo de kilómetros de litoral arropado por la tibieza revoltosa del Océano Pacífico, reside la armoniosa medida del buen vivir. Riviera Nayarit no solo ha logrado posicionarse en la abultada lista de los grandes atractivos turísticos mexicanos, sino también en el ranking onírico de todo mortal de echar raíces para siempre en la arena de sus playas, bahías, islas y península.

El Aeropuerto Internacional de Puerto Vallarta se ubica a sólo 15 minutos de la zona hotelera sur de la Riviera Nayarit, 30 minutos de la zona hotelera de Punta Mita y a tan solo una hora de Guayabitos. Una buena idea de sentir la brisa marina es realizar un roadtrip por la carretera que enlaza a los diferentes poblados turísticos enmarcados por los cerros bajos con naturaleza desbordada, como La Cruz de Huanacaxtle, San Blas, Flamingos, Chacala, Bahía de Matanchen, Mexcaltitán o San Francisco (San Pancho). Cualquier lugar del recorrido es ideal para vacacionar ya sea en un popular resort de playa en Nuevo Vallarta, en una comunidad privada en Bucerías, en un elegante villa en Litibú, en un pueblo surfista como Sayulita o en el primer hotel St. Regis de América Latina, en Punta Mita.

Nuevo Vallarta es la zona más desarrollada del destino y ofrece una amplia selección de hoteles, posadas, residencias de verano y b&b. También es cuna de una alta gastronomía donde, a manera de alquimia, se integran ingredientes locales con la pesca del día para crear platillos únicos como un pargo ahumado con leña de mangle,  quesadillas de camarón untadas con chile serrano, camarones en salsa freídos en mantequilla y postres de mango petacón, el fruto típico de esta región.

En la parte norte de la Bahía de Banderas se esconde un oasis de lujo y tranquilidad como es Punta Mita, una península que alberga a los hoteles premium de México y que combina las delicias de un restaurante galardonado con el AAA Five Diamond Award al servir una de las mejores langostas de la costa. También destaca un gran menú de tratamientos de belleza en los spas como aquél de piedras calientes o un revitalizante  masaje en el cuero cabelludo.

Sayulita es ideal para surfistas que montan, al atardecer, grandes olas que revientan en la playa. Está repleto de exótica vegetación y coloridas casas de los lugareños que, por una módica cantidad, abren sus puertas al viajero. Durante el invierno es uno de los mejores sitios para avistamiento de ballena jorobada.

Otra parada dentro de este roadtrip es la Marina de San Blas, lugar donde se agrupan los competidores en el Torneo Internacional de Pesca Deportiva debido a su generosa costa poblada de pez vela, dorado y atún. San Blas es considerada una de las playas más bellas en el país y, quizá, de las menos visitadas. Esta calma lo convierte en uno de los lugares favoritos para los observadores de aves con un catálogo de más de 300 especies.

Una infraestructura turística mucho más desarrollada a San Blas se encuentra en Rincón de Guayabitos con una amplia gama de suites, bungalows y bares. Se puede bucear en esta playa y recorrer la bahía en lanchas con fondo de cristal.

Y para el viajero curioso que no se conforma con la oferta de sol y arena, basta seguir los arroyos que se internan en la selva tropical y que conducen hasta cascadas y ojos de agua. La novedad es el canopy o tirolesa, una red de más de dos kilómetros de cables dispuestos entre las copas de los árboles, y que ofrecen panorámicas de postal de todo lo que es Riviera Nayarit.

No importa si el anochecer sorprende a lo largo del itinerario de días o semanas de viaje y descubrimiento. El Pacífico aún se vuelve más magnético, y las luces de neón que iluminan los bares en Nuevo Vallarta advierten que aún no es el momento de partir.

riviera-nayarit2

 3 Imperdibles

  • Organizar un paseo en yate por horas e incluso por días para experimentar la vida en altamar con vista a los 100 kilómetros de Bahía Banderas, la más larga del país y la segunda del continente.
  • Realizar el stand up paddle board, que consiste en pararse sobre una tabla angosta mientras se empuja el agua con un remo, una travesía húmeda por un mar traslúcido y mucha sal en el aire.
  • Conocer la comunidad huichol de Potrero de la Palmita, cerca de la presa Agua Milpa. Se puede hospedar en las cabañas de esta comunidad.

Estas son sólo algunas de las experiencias que ofrece Riviera Nayarit. Aprovecha las ofertas y promociones del Movimiento Viajemos Todos por México y descubre las riquezas de nuestro país.