Lo que no sabías de las Playas de México, sucursales del edén

Redacción

Isla Cozumel, Quintana Roo

Riviera Maya 

18 de octubre de 2016. Si viajar a la playa en vacaciones es una religión para ti, entonces México es la Tierra Santa que debes visitar con más de 450 catedrales de sol y arena y 5 de las playas más reconocidas a nivel mundial.

Las playas de México lo tienen todo y ofrecen la mejor postal de viaje y de ensueño: once mil kilómetros de litorales con clima cálido de 25 °C todos los días del año, aguas de diferente tonalidad distribuidas en el Océano Pacífico, Golfo de México y el Mar Caribe, una rica y variada gastronomía y una amplia infraestructura turística que ha establecido estándares de calidad a nivel mundial.

Ya sea en plan familiar, con amigos, en pareja o en solitario, la playa es la evocación más cercana al Paraíso. El arrullo del oleaje marino surte una especie de embrujo que hace que el viajero se entregue a sus aguas, el sol y la arena. Aquí es donde la mente se aquieta, el cuerpo se relaja, el paladar se deleita y la piel comienza a cambiar de color, develando los tonos dorados de la felicidad.

Quizá por eso el explorador Abraham Levy, única persona en el mundo en recorrer en kayak todas las costas de México, se niega a responder cuál es la mejor playa del país, ya que para él: “La mejor playa es en la que uno hace lo que le gusta y la riqueza de las playas de México es tan amplia que siempre habrá una que se adapte a cada persona: naturaleza, bohemia, lujo, buceo, familia, pesca, aventura, arqueología, gastronomía, campamento, cultura, etc.”

Y es verdad, de norte a sur México cuenta con una playa para cada tipo de viajero y para todo gusto de paladares. Si bien en la mayoría podemos encontrar una oferta similar de actividades y servicios, cada una tiene características propias que las hace únicas. Para muestra basta un botón.

Huatulco aún navega de incógnito, lejos del turismo de masas, lo que lo convierte en el escenario idóneo para disfrutar de románticos atardeceres e inmersiones entre peces de colores y arrecifes de coral.  A sólo una hora está Puerto Escondido que posee un trazo de caminos de fina arena blanca que se anda mejor descalzo, y que está bordeado por casitas y posadas confortables. Su mar invita a la aventura, ya sea tomando una tabla de surf o simplemente toreando las olas que azotan su costa dorada.

Riviera Maya es la favorita de muchos, pues aun posee pasajes secretos como Xpuha, zonas arqueológicas como Tulúm o Cobá, y una tan de moda Playa del Carmen que aseguran la perfecta combinación de diversión más descanso. A unos cuantos kilómetros encontrarás Cancún con la más grande oferta gourmet de la zona y la mejor vida nocturna de todo el país.

El Pacífico bordea la costa de Riviera Nayarit, específicamente a Sayulita, característica por sus enramadas y sus espacios para acampar convirtiéndolo en lugar de bohemia y fogatas en la playa. Una carretera recta conecta a este poblado local, junto con otros enclaves como Bucerías y San Pancho. El balance entre éstas la ofrece Puerto Vallarta, una playa con historia, que goza de fama internacional, cuna de hoteles de Gran Turismo, residencias de lujo y restaurantes de autor.

Manzanillo es cuna del pez vela, activo puerto comercial mexicano y pionera en el establecimiento de resorts de lujo ultra privados. Eso sin dejar de lado su sabor a pueblo de mar, rico en leyendas y tradiciones.

Guerrero ostenta dos joyas marinas como lo es Ixtapa Zihuatanejo y Acapulco. La primera es un destino dual en cuanto a oferta turística y actividades de verano, ideal para el plan familiar o un escape en pareja. En tanto Acapulco sigue imparable como sede de eventos internacionales de música, cine y deportivos, y como el infalible plan de fin de semana que garantiza sol y gran entretenimiento a tan solo unas horas de la capital del país.

Para rematar este listado de playas, el puerto de Veracruz marca el inicio de todo. Por aquí llegaron los conquistadores y de aquí salían los navíos con noticias y productos de la Nueva España. De aquélla época aun prevalecen edificios y fuertes que son testigos de la riqueza histórica de un México que se convirtió en mestizo. Veracruz es tierra caliente, clamor de su gente, baile y ritmo al son de la marimba y la jarana, pero sobre todo, es puerto de bello claros de agua que invitan al completo olvido y descanso.

Estas son sólo algunas de las playas de México, aprovecha las ofertas y promociones del Movimiento Viajemos Todos por México y se tú mismo quien escoja su favorita.