Jalisco, octavo lugar del país en repatriados

Brandon Olivarez | Cuarto Poder

(...)

Programa Paisano busca un trato digno al migrante donde se respete y custodien los derechos humanos. (Foto: Brandon Olivarez).

La jefa de departamento del Programa Paisano del Instituto Nacional de Migración (INAMI), Eugenia Vignon Castrejón, habló en sesión informativa en Casa de la Cultura de Zapotlanejo sobre los servicios en cuestión migratoria que ofrece la institución.

INAMI cuenta con dos grupos: Beta que se encuentran en frontera norte y sur. Su trabajo es proteger a los migrantes que se encuentran en algún riesgo y Oficiales de Protección a la Infancia (OPI) que están capacitados para atender, acompañar, guiar y detectar posibles casos de riesgo en las niñas, niños y adolescentes que viajan solos”, indicó Vignon Castrejón.

El Programa Paisano surgió hace 28 años, el mismo busca un trato digno al migrante donde se respete y custodien los derechos humanos no solamente cuando ingresan a la frontera sino durante el transito al lugar de origen. Dicho programa se encuentra en las 32 entidades de la República Mexicana además de Houston, Chicago y Los Ángeles en Estados Unidos.

“El programa lo operan ciudadanos voluntarios para que los casos sean atendidos de una manera neutral. En Jalisco existen 24 módulos pero la idea es seguir ampliándolos. El área de protección al migrante está dirigida a los grupos más vulnerables esos son: los niños, niñas, adolescentes, mujeres embarazadas y personas con discapacidad”, indicó la jefa de departamento del Programa Paisano.

De acuerdo con la funcionaria, Jalisco, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas son los estados del país que mayor cantidad de migrantes registran, debido a esto en el año 2007 surgió el programa de Repatriación Humana. “Nos enfrentamos a una situación migratoria diferente, muchos comenzaron a quedarse en Estados Unidos de forma ilegal. Antes se iban muchos y regresaban pocos, ahora sucede al revés; Aumentó el fenómeno de migración de retorno, el problema es que muchos de ellos dejo familia en Estados Unidos.  Ante esa necesidad surgió el programa de repatriación humana”, señaló Eugenia Vignon.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración, el Estado de Jalisco es el octavo lugar del país con más repatriados solo por debajo de Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Guanajuato, Puebla, Baja California y Sinaloa. Hasta el mes de junio del año en curso se registraron 10 mil 287 repatriaciones, el 80 por ciento de ellos menores no acompañados, siendo los municipios de Zapopan, Lagos de Moreno y Ojuelos a los que más han retornado.

“La mayoría de los repatriados se regresan a Jalisco pero muchos se quedan en Tijuana o Nuevo Laredo con la esperanza de volver a cruzar. En cuanto la escolaridad la mayoría de ellos cursó la primaria.  En el caso de los jaliscienses el 24 por ciento son deportados por Texas”, señaló la funcionaria

“El repatriado se encuentra con el problema de que no tiene ninguno de sus documentos, por eso es importante que se conserve la constancia de repatriación y, antes de ser deportado de los Estados Unidos, mencionar en el consulado –mexicano- a dónde deben ser enviados sus documentos. Si esa constancia es presentada, el Servicio Nacional de Empleo ayuda con una cantidad de dinero y una bolsa de trabajo para que puedan integrarse a la vida laboral”, finalizó.