Niegan ser empresa fantasma

Bradir Rafael Ramos.jpg

La empresa Bradir, en voz de su representante, Rafael Ramos Rodríguez, buscó a este medio para señalar que no son una empresa fantasma que intentaba cometer un fraude al erario de Zapotlanejo como acusó mediante un video el actual alcalde de Zapotlanejo, Héctor Álvarez.

“El gobierno municipal de Zapotlanejo presentó una denuncia por el intento de una empresa “fantasma” y que pretendía cobrar más 500 mil pesos por supuestos cursos que habría prestado en la pasada administración y por los cuales firmó un contrato con el exalcalde, Francisco Javier Pulido”, señaló hace unas semanas el actual presidente municipal y agregó:

“Afortunadamente se pudo detener el pago de más de 500 mil pesos que exigía una empresa fantasma por supuestos servicios prestados durante la pasada administración, por lo que además de evitar el desfalco, hemos presentado una denuncia”.

Ante esto, Rafael Ramos señaló que no es verdad que son una empresa fantasma y que sí existen en el domicilio mencionado, que es Francisco Mora números 24 y 25 en Zapopan.

IMG_0410

Instalaciones de la empresa en fotografía otorgada por Rafael Ramos

“Tenemos nuestras instalaciones en Zapopan y estamos constituidos desde 2014, hemos trabajado en Atotonilco, en Poncitlán, y quisimos trabajar en Zapotlanejo, cosa que no se dio”, comentó Rafael Ramos.

“Se truncó (el trabajo) en el cambio de administración por la gente que estaba en las direcciones. Me presenté con ellos, les dije quiénes éramos y qué hacíamos y al director de obras públicas le dije que estábamos trabajando en la escuela del CeTis y había que aplicar talleres y cursos, ya llevábamos trabajando como un mes.
Ramos dijo que ya no recibió respuesta del funcionario municipal y en cambio se llevaron la sorpresa de que el alcalde “los desprestigió calificándolos como empresa fantasma”.

“Esperábamos que me hablara a mí, hablaran con nosotros, no que nos desprestigiaran de esa forma (…) No importa que hayan metido otra empresa, sino la mala acción que hicieron. El presidente está mintiendo porque sí existimos y yo doy mis datos”, dijo.

Ramos comentó que sus cursos se dan en el marco del programa de Habitat, donde se trabajan temas de prevención de adicciones, de bullying, violencia intrafamiliar y equidad de género, así como talleres productivos, como costura, cocina y bisutería, que se daban en Zapotlanejo.

El empresario informó que no se le pagó por los servicios que otorgaron, pero que eso no es lo que les preocupa, sino el desprestigio que les causó las declaraciones de Álvarez Contreras.

En el video que subió a Facebook, el alcalde Héctor Álvarez dijo que “dichos cursos y talleres nunca fueron implementados, por lo que al indagar por parte de la actual administración y visitar el domicilio proporcionado como el de la razón social de la empresa BRADIR, se pudo constatar que la finca no pertenece a ninguna compañía, resultando ser un fraude y girándose instrucciones para que se frenara el pago exigido y presentando la debida denuncia en contra de la empresa y de los funcionarios que abusando de sus funciones autorizaron el pago”, señaló.

Esta información la niega el representante de la empresa Bradir, quien aseguró que tiene el respaldo de la sub directora del CeTis 162 de Zapotlanejo, Martha Leticia Jáuregui Ríos, quien entregó una carta a los representantes de la empresa:

“Hago de su conocimiento que el C. Rafael Ramos Rodríguez, representante de la empresa Bradir S.A. de C.V. impartió pláticas informativas y formativas para adolescentes del CeTis 162 en horario de clases (…) sobre violencia de género, bullying escolar y violencia familiar. Cabe mencionar que reconocemos la labor y la preparación con las que fueron impartidas dichas pláticas”, establece en la misiva, fechada el día 14 de julio de 2016.

IMG_0408

Carta que entregó la subdirectora del CeTis 162 de Zapotlanejo al representante de la empresa Bradir en julio de 2016

Ramos Rodríguez aseguró también que presentará una denuncia por daño moral contra el alcalde Héctor Álvarez.

“Estamos a sus órdenes mi 333 449 15 30 para cualquier aclaración y por favor no emitan ningún juicio sin antes investigarme”, concluyó el empresario.