El Gobierno de Zapotlanejo sí tiene atribuciones en el caso de las nuevas casetas

Redacción | Cuarto Poder

Vista de la manifestación en la Autopista Guadalajara - Zapotlanejo

Vista de la manifestación del pasado sábado en la Autopista Guadalajara – Zapotlanejo (Foto: Brandon Olivarez)

Si el gobierno municipal de Zapotlanejo no tuviera injerencia o atribuciones en el caso de la construcción de las nuevas casetas, probablemente no habría un convenio firmado para lograr un programa de residentes con descuento al 100 por ciento por parte del concesionario Red de Carreteras de Occidente (RCO), que tiene la potestad sobre la autopista desde 2007.

Pues aunque es un tema federal, la RCO requiere de permisos municipales. Así se demuestra en el convenio firmado entre el Ayuntamiento de Zapotlanejo, representado con la firma del alcalde Héctor Álvarez Contreras y RCO, cuya firma es del representante legal, Alexandre Marcial Dantas Lima.

En las primeras dos cláusulas del convenio, se habla del “Programa de Residentes”, en el que se detallan los requisitos y el trámite que deben realizar los automovilistas locales para lograr el beneficio.

En la tercera cláusula, se habla de la parte que le toca al gobierno municipal de Zapotlanejo, y que principalmente tiene que ver con permisos y facilidades para que RCO construya y opere las nuevas casetas “sin impedimento alguno”.

“El Municipio se compromete a facultar a RCO para que, en su caso, realice cualquiera de las siguientes actividades:

  • Construir una gasa en el kilómetro 0 de la Autopista Zapotlanejo-Guadalajara.
  • Rehabilitar el entronque de la Autopista Zapotlanejo-Guadalajara (a la altura del kilómetro 3 con la carretera Federal 80 (Libre), de acuerdo al anteproyecto que aparece en el Anexo “E” del convenio.
  • Reordenamiento del flujo vehicular en el cruce de la Av. Ávila Camacho y calle Reforma, dentro del Municipio de Zapotlanejo y rehabilitación de la calle Reforma desde Av. Ávila Camacho hasta la calle Aurelio Aceves.
  • Ejecutar todos los trabajos de reubicación y construcción que resulten necesarios para construir y operar de manera pacífica y sin impedimento alguno, la Caseta y sus respectivas casetas auxiliares y remotas.

Pero tampoco está garantizado por los 30 años que dura la concesión, pues aunque en la quinta cláusula se habla de la vigencia, “esta permanecerá vigente hasta el término de la vigencia del Título de Concesión o en su caso, de la cesión o revocación del mismo”.

En el convenio también se establece que “en caso de que el Municipio no permitiera que se realizaran algunas de estas actividades, y/o que por así conviniera a los intereses de Red de Carreteras de Occidente, la empresa podrá (pero no está obligada a) cancelar de manera inmediata y total el Programa de Residentes, sin necesidad de requerimiento y/o notificación previa y sin responsabilidad alguna de su parte”. Es decir, no habría penalización alguna si la empresa decide revocar el programa en caso de que así “convenga a sus intereses”.

El convenio está publicado en la página web del gobierno de Zapotlanejo, aunque los anexos aparecen en blanco, probablemente por el formato, ya que principalmente son planos. Por lo anterior, este documento ya fue solicitado en copias por parte de este medio a través de la Unidad de Transparencia, trámite que ya fue aceptado y se entregará en las próximas horas.

Convenio firmado entre el Gobierno de Zapotlanejo y la Red de Carreteras de Occidente (Foto: captura de pantalla)

Convenio2