La era Pulido: ¿Del sueño a la pesadilla?

Francisco Javier Pulido deja este miércoles 30 de septiembre su cargo como alcalde de Zapotlanejo. Foto: Lucía Castillo

Francisco Javier Pulido deja este miércoles 30 de septiembre su cargo como alcalde de Zapotlanejo. Foto: Lucía Castillo

Por: Edgar Olivares González | Lucía Castillo Sánchez

Francisco Pulido se enteró que sería presidente municipal desde las 6:30 de la tarde; reunido en su casa de campaña con su familia, su equipo, los suyos. Comenzaba a asimilar que había logrado ganar después de una lucha de cuatro lustros y un año.

A las 9:00 de la noche salió en caravana desde su casa de campaña hasta el kiosco de la plaza principal, acompañado de sus amigos, familiares, regidores y vecinos que se sumaron al festejo.

En un breve mensaje agradeció a quienes lo llevaron al poder, no pudo evitar las lágrimas: era un momento emotivo, único, de gloria, con el que seguramente soñó muchas veces. La noche del primero de julio de 2012 comenzó una nueva era en su vida y en la de los zapotlanejenses.

En el kiosco, el "Güero" Pulido dio su primer discurso como alcalde electo. Foto: Cuarto Poder/Archivo

En el kiosco, el “Güero” Pulido dio su primer discurso como alcalde electo. Foto: Cuarto Poder/Archivo

Han pasado más de tres años de aquella noche. Hoy, llega el final de la administración municipal de Francisco Javier Pulido Álvarez, quien llegó al poder bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional en 2012, con la ola tricolor tanto en Jalisco como a nivel nacional.

Concluyen 3 años de gobierno con uno de los personajes más conocidos de los últimos años en la política municipal, y quien hasta la fecha es el candidato más votado de la historia -15 mil votos-, pero cuya popularidad se fue diluyendo con el paso de los meses, el desgaste propio de la administración y los estragos que fueron causando errores de decisiones, sea del propio Alcalde o sus colaboradores dilapidaron la aceptación que tuvo en 2012.

Cumplió su sueño de encabezar una administración municipal, cargo que buscó durante 21 años. Diversos acontecimientos, desde el comienzo hasta el final de la gestión, pusieron a prueba a Francisco Pulido.

A unos días de asumir el poder, enfrentó una severa fuga de gas en la comunidad de Corralillos, que terminó desplazando a los habitantes de este lugar con familiares y a la cabecera municipal para refugiarse en el patio de la casa de la Cultura. La fuga, provocada por una empresa española que construía la gasera de Pemex en la zona, hizo reaccionar a Pulido y conseguir cobijas para poder atender a los damnificados.

Javier Pulido explicó a los habitantes la situación de la fuga de gas en Corralillos, una noche de octubre de 2012 cuando Casa de la Cultura fue uno de los albergues provisionales. Foto: Cuarto Poder/Archivo

Javier Pulido explicó a los habitantes la situación de la fuga de gas en Corralillos, una noche de octubre de 2012 cuando Casa de la Cultura fue uno de los albergues provisionales. Foto: Cuarto Poder/Archivo

Pasaron más de seis meses para comenzar obras importantes de remodelación de calles, empedrados e intervención a unidades deportivas.

Francisco Javier Pulido Álvarez tenía poco más de un año como alcalde de Zapotlanejo cuando protagonizó uno de los escándalos más mediáticos de su administración: su debut como actor en una película sobre narcotráfico.

En “El último bazukazo”, Pulido Álvarez hizo el personaje de un senador que asesinan por no ser corrupto: “Si ustedes ven en la película tengo que morir porque no me presto a situaciones de la delincuencia”, dijo acerca del papel que lo puso en escena durante unos cuatro minutos, según calculó.

El tráiler del filme (dirigido por Juan Manuel Romero) se volvió famoso en las redes sociales luego de que varios zapotlanejenses compartieran y comentaran el video, que fue subido a Youtube el 10 de octubre de 2013.

La noticia saltó a la luz de los medios de comunicación estatales, nacionales e internacionales el 11 de noviembre de ese año. Sin embargo, la oficina de comunicación social del ayuntamiento tardó un par de días en emitir una postura que justificara la actuación de Pulido Álvarez.

“La finalidad de esto cuando me dicen que mi papel iba a ser de un senador que estaba en contra de la corrupción, pues en su momento digo, por qué no, porque me siento una persona honesta, ustedes me conocen mi trayectoria de trabajo, entonces por eso no me preocupo en ese sentido. Nunca me imaginé que iba a tomarlo de esa forma algunas personas”, declaró el presidente municipal.

En “El último bazukazo”, aparecen locaciones de distintos lugares de Zapotlanejo, como las instalaciones del edificio de Seguridad Pública, una oficina del ayuntamiento, una parte de Puente de Calderón, y hasta una patrulla de la Policía local.

Lo bueno

También hubo políticas y obras muy positivas: se dispuso de un camión para trasladar a niños y adolescentes que son pacientes del Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) Occidente, camiones para trasladar a estudiantes de la Universidad de Guadalajara a los centros universitarios de Los Altos y la Ciénega.

Se remodelaron decenas de calles en la cabecera municipal y en las delegaciones, se logró una mayor conectividad en todo el municipio, se colocaron miles de metros cuadrados de empedrados, se creó la unidad deportiva de San José de las Flores y se remodeló la Unidad de Lomas de Huizquilco y se crearon espacios públicos de convivencia en lugares como la plaza Morelos y La Ceja

En materia social se creó el Centro de Rehabilitación Integral de Zapotlajenjo (CRIZ) y se participó en el programa de mochilas con útiles del gobierno estatal.

El talón de Aquiles

La administración caminaba relativamente bien, hasta que llegó el tema más desgastante para el Presidente Municipal y su gobierno: el endeudamiento para cambiar las luminarias de alumbrado público por tecnología LED, misma que ha sido criticada por expertos en temas energéticos, por no ser la mejor que se puede implementar para el ahorro de energía eléctrica.

Las 4 mil 500 lámparas LED que el ayuntamiento de Zapotlanejo decidió adquirir para sustituir el alumbrado público causaron revuelo entre los medios de comunicación de Jalisco.

En una sesión de cabildo realizada el 30 de junio del año pasado, los regidores priístas y alcalde saliente, Francisco Javier Pulido Álvarez aprobaron adquirir un préstamo de 40 millones de pesos con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), dinero que utilizarían en la instalación de las luminarias.

Los regidores independientes (antes panistas) se opusieron a esta decisión. El edil, Ernesto Navarro Salcedo denunció en reiteradas ocasiones que la licitación para saber qué empresa instalaría las lámparas fue irregular.

Martín Alejandro Chávez Castillo, representante de la empresa ATP, la cual participó en la licitación, acusó a Pulido Álvarez de llevar a cabo el concurso a puerta cerrada con el fin de beneficiar a la empresa Pounce Consulting, ganadora de la licitación.

En Zapopan, el presidente municipal saliente, Héctor Robles Peiro decidió echar atrás la compra de las lámparas que Pounce Consulting también les proveería. Según él, la compañía no contaba con la certificación requerida por la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE).

A esto se suman los diversos recursos legales que el regidor Ernesto Navarro ha interpuesto ante juzgados para impedir que el ayuntamiento continúe instalando el nuevo alumbrado, que según acusa, tiene un costo excesivo que endeudó al municipio.

Sin embargo, Javier Pulido defendió la obra con tres argumentos: que la deuda se pagará con el ahorro de energía que ocasionará el nuevo alumbrado; que las lámparas costaron finalmente 29 millones de pesos y no 40 millones, como se había anunciado, y que las lámparas tienen una garantía de 12 años.

Instalación de lámparas LED en la calle Xicotencatl de Zapotlanejo. Foto: cortesía ayuntamiento de Zapotlanejo

Instalación de lámparas LED en la calle Xicotencatl de Zapotlanejo. Foto: cortesía ayuntamiento de Zapotlanejo

Errores que dañaron su imagen

Una mala política de comunicación social, área dirigida además por un aviador que se presentaba muy poco a trabajar y no supo comunicar las obras y proyectos del gobierno municipal. Los escándalos terminaron opacando las acciones positivas.

Francisco Javier Pulido concluye su administración con una imagen deteriorada en la opinión pública por dos temas que pudo evitar: la falta de recolección de basura por no pagar un mes de servicio a la empresa concesionaria, Enerwaste, que guste o no al alcalde, legalmente es la responsable del servicio y por tanto tiene el derecho de cobrar.

El otro tema fue el enfrentamiento con uno de los dos sindicatos del Ayuntamiento, por no reservar el dinero para el pago de aguinaldos e intentar despedir a tres trabajadores. Dos cuestiones que pudo evitar y, de haberlo hecho, también habría evitado la acción mesiánica de Héctor Álvarez para resolver el problema con un par de gritos: “Ya párenle”, al secretario general del Sindicato, Carlos González; y un “yo les pago”, al representante de Enerwaste.

En imagen, Héctor Álvarez, Javier Pulido y de espaldas, Carlos González. Foto: Lucía C.

En imagen, Héctor Álvarez, Javier Pulido y de espaldas, Carlos González. Foto: Lucía C.

Francisco Pulido termina su administración cuestionado ante la opinión pública. Dice que se va orgulloso, promete dejar cuentas claras y pocas obras inconclusas para las cuales – señala – dejará dinero etiquetado.

Francisco Javier “El Güero” Pulido concluye tres años de gobierno. Su partido perdió las elecciones y él no logró ser candidato a diputado, como pretendía.

Niega que se vaya a exiliar a Estados Unidos y sostiene que no robó como alcalde: “Lo dicen, pero no me han demostrado que me haya robado un solo peso, porque no lo he hecho.

Francisco Javier Pulido soñó durante 21 años en ser presidente municipal de Zapotlanejo, sólo él sabe si este sueño fue tal o terminó en pesadilla.

“No me voy a avergonzar de nada (…) Tú me vas a ver el día de mañana cargando pantalones y seré el mismo “Güero” Pulido”.