Mi país: mi futuro|OPINIÓN

Protesta por Ayotzinapa en octubre del año pasado, en Guadalajara. Foto: Lucía Castillo/Archivo

Protesta por Ayotzinapa en octubre del año pasado, en Guadalajara. Foto: Lucía Castillo/Archivo

Por: Andrea Estefanía Olivares Ibarra*

Inseguridad, un tema del que no mucha gente habla pero está presente día a día en México. Nos dicen que son puros cuentos, pero ¿por qué faltan 43 normalistas?¿Por qué tratan de callarnos?¿Por qué no quieren que despertemos del “México perfecto”?

Tal vez me digan que con qué argumento les digo esto, pero tengo pruebas: pruebas de que las instalaciones de mi escuela primaria no son como sale en esos comerciales del “México perfecto”; pruebas de que un presidente mandó matar 43 normalistas inocentes que solo trataban de que México cambiara; nada de esto pasara si la gente de la élite, el gobierno y las empresas no se robaran el dinero.

Los callaron por siempre porque saben que mientras más gente haya en las calles se contagiará y habrámás“revoltosos” como dicen en esos programitas de TV.

¡DESPIERTA¡ Este no es el México que anuncian con florecitas y todo eso; es mucha la diferencia: no hay medicinas en los hospitales, secuestros, pobreza  delincuencia…En muchos de los casos sucede que el padre y la madre tiene que trabajar para que sus hijos tengan apenas de comer, casa, ropa, etc.

Los niños son guiados por las malas compañías, por delincuentes; así es la inseguridad. Los niños ya no podemos salir a las calles a jugar, nuestras madres están preocupadas de que si salimos nos vaya a pasar algo malo.

Este es nuestro país, nuestro futuro, el futuro de nosotros los jóvenes. Va a llegar el momento en el que salgamos denuestras casas y no sabremos si regresaremos con bien; y yo les pregunto ¿esto es lo que queremos? No, claro que no; hay que salir a las calles, despertar a las demás personas, hay que hacer valer nuestros derechos como hombres y mujeres, hay que cambiar a México.

¡No te quedes callado, lucha por tu patria!

*Estefanía Olivares cursa el primer grado en la secundaria. Fue alumna de la primaria de Huizquilco en Zapotlanejo.