“Chjota Chjine”|PALABREARTE

 

Por: Yakin Gaytan

Dentro de nuestros personajes mexicanos, no solo tenemos aquellos presidentes saqueadores, sacerdotes pedófilos, políticos corruptos y rateros, y tanta figura pública de este país tercermundista con personajes que van desde cómicos, tontos, ingenuos, ignorantes, hasta surrealistas.

Entre toda esta amplia gama, me complace hablar y rendir honor a una gran mujer que alguna vez fue, que hoy sigue siendo y que nada tiene que ver con todos los mencionados ella fue y es: María Sabina Magdalena García.

Mejor conocida como María Sabina. O “Chjota Chjine” (la que sabe); nació en Huautla de Jiménez, Oaxaca, el 22 de julio de 1894.

María Sabina. Foto: perlazavala22.blogspot.com

María Sabina. Foto: perlazavala22.blogspot.com

¿Quién fue? ¿Qué hizo? ¿Qué legado nos dejó?

Fue una mujer llena de sabiduría y de amor perteneciente a la etnia mazateca, mujer de vocación, curandera por convicción, y chamana sin elección.

Considerada mujer sabia, ícono para muchos simpatizantes del movimiento hippie, pero antes que todo esto fue una mujer exploradora.

Hija de curanderos que utilizaban plantas y hongos, se queda huérfana a los tres años y ella junto a su hermana es criada por sus abuelos
maternos. Fue dada en matrimonio a Serapio Martínez a los 14 años de edad, con el cual tuvo tres hijos, quedando viuda en 1914.

Sus niños santos, como ella bautizó a los hongos, son el gran conocimiento que tenía sobre ellos fueron lo que hicieron de María Sabina esa
mujer sabia.

María dedicó su vida a sanar por medio de estos, ella misma los recolectabamen lugares sagrados de todos tamaños y todas edades, y
los daba a tomar a sus pacientes con previa preparación de días o hasta semanas, ya que para poder trabajar necesitaba cuerpos limpios de alcohol, tabaco y demás sustancias (los limpiaba con agua y frutas).

Fue reconocida y respetada por su don, provocando que su fama se extendiera hasta otros países y vinieran distintos extranjeros a buscarle; esto fue arma de dos filos: por un lado su fama creció, y tuvo una estabilidad económica un poco mejor, pero por el otro lado su trabajo y sus plantas sagradas no fueron respetadas, y fueron tomadas sin seriedad por los extranjeros, llegando a ser detenida por la policía, que no tuvo más remedio que soltarle inmediatamente.

Pero esto no fue su peor castigo, según declaró ella misma: “Esa gente extranjera va a buscarme y me toma fotos y me preguntan cosas y se roban mis cantos”.

Considerada mujer sabia, ícono para muchos simpatizantes del movimiento hippie. Foto: pickleando.blogspot.com

Considerada mujer sabia, ícono
para muchos simpatizantes del
movimiento hippie. Foto: pickleando.blogspot.com

Afirmó que desde que le dio a probar la medicina a los güeros, está ya no tuvo el mismo poder porque los tomaron por diversión, y ella se sintió culpable y responsable por ello, y dijo que se quedó con todas las enfermedades que alguna vez curó.

María Sabina murió en 1985 a la edad de 91 años, muy enferma y pobre, así como mueren los grandes maestros. Su causa de muerte es marcada como desconocida, aunque hay versiones que afirman que murió de cáncer.

Su legado

Nos dejó un extenso conocimiento de la medicina tradicional, su imagen es todo un éxito para los comerciantes, se le ve en camisetas, tazas,
bolsas, posters y diversos artículos, se convirtió en figura emblemática de Huautla, Oaxaca y México entero.

María Sabina. Un motivo más para estar orgulloso de ser mexicano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s